PADRES: ¿CÓMO ENFRENTARNOS A LOS EXÁMENES DE NUESTROS HIJOS?

A veces, como padres, cometemos errores. Queremos que nuestros hijos crezcan como personas felices y seguras de sí mismas, pero en ocasiones, en lugar de ayudarles, les ponemos más nerviosos y creamos más ansiedad al presionarles y exigirles unos resultados que creemos corresponden a su capacidad.

15 Noviembre 2019
Categorías: 
General

Se acercan fechas difíciles para nuestros alumnos del 2º ciclo de Educación Primaria: los temidos exámenes de evaluación. Hay que enseñarles a enfrentarse a situaciones en las que quizás el resultado no sea el esperado, y a luchar por mejorar y aprender de los errores.  Este aprendizaje deben hacerlo ellos solos. En nuestro amor por ellos no les dejamos caer, pero es algo que tienen que hacer: caer y levantarse, aprender a tolerar los fracasos y frustraciones, siempre con nuestro apoyo positivo, valorando su esfuerzo y capacidad de superación. De esta forma tendremos hijos luchadores que aprenderán a ser mejores cada día.

¿Cómo podemos ayudarles?

  1. Primero y más importante de todo, KEEP CALM. Como ya hemos dicho, en muchas ocasiones son los propios padres quienes más sufren de nervios y ansiedad ante un examen.
  2. Evitar las críticas y los mensajes negativos. Hemos de evitar calificativos negativos o usar la palabra suspenso.
  3. Transmitir mensajes positivos.  Es importante transmitirles confianza y seguridad en su trabajo, y a la vez explicarles que un mal resultado se puede corregir.
  4. Recordarles que el esfuerzo es más importante que la nota, y que no será más o menos inteligente por el resultado de un examen. Si se valora a sí mismo como persona sin depender de las calificaciones, su confianza aumentará y mejorará el rendimiento escolar.
  5. No utilizar premios o castigos en relación a las notas. Un niño podría aprender a valorar sus calificaciones en base a recibir un regalo o por miedo a un castigo, en lugar de por el propio aprendizaje, y genera más presión.
  6. Evitar las comparaciones. Cada persona es diferente y tiene un ritmo de aprendizaje que depende de muchos factores.
  7. Respetar su tiempo libre. Asegurarse de que tiene tiempos de ocio necesarios para desconectar. Cuanto más pequeños son los niños más necesidad tienen de jugar, ni siquiera el estudio debe anteponerse a ello.
  8. Quitar importancia al examen con comentarios para tranquilizarle y reducir la ansiedad.