El colegio ofrece diversas actividades y talleres que promueven las artes y sus diferentes formas de expresión, todas ellas dirigidas a desarrollar las aptitudes y talentos del alumno.

Escuela de música

La música favorece la libertad, la creatividad y la capacidad expresiva del niño. Esta escuela, con sus diferentes propuestas, inicia o perfecciona a los alumnos en el lenguaje musical y en las características técnico-interpretativas de los diferentes instrumentos. Se emplea una metodología adaptada a las diferentes edades de los alumnos que pretende inculcar la pasión y el gusto por la música y su interpretación desde una óptica lúdica y divertida.

Dentro de esta escuela se incluyen las extraescolares de guitarra, piano y coro.

Taller de pintura

La actividad extraescolar de pintura se caracteriza por su valor recreativo y por la libertad de acción que adquiere el individuo en la práctica habitual de esta extraescolar, así como porque ayuda a desarrollar la creatividad, el reconocimiento de formas y patrones o el desarrollo motriz, que colateralmente beneficia a los niños en otro tipo de actividades como la escritura a mano, y permita con ello llevar a cabo multitud de tareas de gran precisión.

La actividad extraescolar de pintura está asociada inherentemente al humanismo y al crecimiento del potencial humano, además de ser una actividad sumamente placentera para niños y adultos, lo que contribuye a una buena salud mental.

Todos los niños dibujan desde la más temprana infancia (normalmente esto ocurre sin excepciones), sin embargo, la persistencia en esta actividad a lo largo de los años está determinada por el apoyo y aprobación del entorno, además de la vocación particular. Si a un alumno le gusta pintar, ¿Por qué no desarrollar su creatividad?

Teatro

La actividad teatral contribuye a la formación integral del niño y, en gran medida, a una mejor expresión oral, facilita el control de los movimientos corporales, dar seguridad y aplomo, ayuda a encontrar el adecuado equilibrio y a dar seguridad en uno mismo. Además, esta actividad ayuda al niño a sentirse miembro de un grupo, a trabajar en equipo y a disfrutar de una actividad que seguro le resultará muy divertida. El teatro, a su vez, ayuda a vencer la timidez, pero también a moderar la impulsividad de los niños más extrovertidos.