30 ANIVERSARIO DE LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Hace 30 años, en 1959, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. Esta declaración, que no tenía legalmente carácter vinculante, no era suficiente para proteger los derechos de la infancia. Diez años más tarde se logró acordar el texto final de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de noviembre de 1989, de obligado cumplimiento para todos los países firmantes.

22 Noviembre 2019
Categorías: 
General

No somos conscientes de la importancia de este gran paso para millones de niños de este planeta en el que vivimos. Vemos todos los días en las noticias guerras, hambre, catástrofes en las que al final los más afectados son los niños. Y muchos de ellos no tienen quienes les protejan y ayuden. Son muy vulnerables, tienen pocas voces que griten por ellos y nos remueven el corazón.

 

Hace años hubo un gran movimiento en este aspecto. Fue en 1985, cuando grandes músicos e intérpetes decidieron unirse en la campaña “We are the world, we are the children”, destinando todos los beneficios recaudados por esta canción a una acción humanitaria para intentar acabar con la tremenda hambruna en Etiopía. También, en nuestro país, "Que canten los niños", de José Luis Perales.  Tema que el cantautor compuso después de haber conocido la historia de unos hogares tutelados por mujeres, que se hacían cargo de la atención de unos niños que procedían de la marginación y el desamparo. Fue durante una gira. De regreso a España, Perales se puso en contacto con Aldeas Infantiles SOS, quienes le explicaron la labor que desarrollan en todo el mundo en favor de la infancia marginada. Entonces él decidió componer esta canción para promover la ayuda a todos los niños necesitados.

 

Muchos de ellos no viven en países lejanos: los tenemos cerca, más cerca de lo que pensamos. Un buen ejemplo es el Proyecto Escuela Infantil Santa María de Leuca (El Escorial). Se trata de un centro atendido por 28 jóvenes religiosas que asisten a más de 130 niños de 0 a 6 años, 50 aproximadamente en régimen de internado. También, Aldeas Infantiles SOS, que atiende a niños y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, impulsando su desarrollo y autonomía mediante el acogimiento en entornos familiares protectores y el fortalecimiento de sus redes familiares, sociales y comunitarias. Todas ellas organizaciones cuyo fin es hacer que estos niños dejen de ser invisibles, porque están ahí a nuestro alrededor esperando a ser escuchados, amados y comprendidos.

 

Todos los niños y niñas del mundo tienen los mismos derechos: a tener un nombre, a no ser separados de sus familias, a opinar y ser escuchados, a jugar, a la educación... Es por ello por lo que el 20 de noviembre es una fecha clave. Un motor que nos impulse a integrar en nuestro quehacer diario pequeños gestos y acciones que conviertan esta igualdad en una realidad para todos.